BLOG NEW

WHAT'S NEW IN MEDICALPRO

¿Cuáles son los diferentes tipos de tratamientos de ortodoncia y el cuál es el más apropiado para mí?

Fecha : 08/03/2018

La ortodoncia ya no es solo cosa de niños. Actualmente existen varias alternativas para solucionar problemas o complejos estéticos en adultos, ¡descubre cuál es el más apropiado para ti!

Cuando existen problemas de posición dentaria, un tratamiento de ortodoncia puede hacer la diferencia. Actualmente, gracias a la innovación llevada a cabo en los últimos 30 años, los tipos de aparatos disponibles han cambiado completamente. La ortodoncia, ya no es sólo cosa de niños, ya que cada vez son más adultos los que se someten a un tratamiento ortodóncico para mejorar tanto la estética de su boca como su función masticatoria.

Los convencionales aparatos metálicos que muchos tenemos en mente cuando pensamos en un tratamiento de ortodoncia ya no son la única opción cuando queremos en edad adulta mejorar nuestra sonrisa, ya que se dispone de diferentes tipos de aparatología que pueden, solucionar nuestros problemas o complejos estéticos sin que nadie más que nosotros se dé cuenta de que nos estamos sometiendo a un tratamiento ortodóncico.

En función de nuestras preferencias con respecto a la estética del aparato, el tiempo que dure el tratamiento, nuestras posibilidades económicas, la complejidad del caso clínico y como punto más importante, la recomendación del ortodoncista, podemos elegir entre diferentes tipos de aparatología.

1. Aparatos Fijos: Se llevan de modo continuo, a diferencia de los aparatos removibles, que se utilizan de forma discontinua. Emplean brackets, bandas y tubos pegados a las piezas e interconectadas ente si por arcos metálicos, que ejercen una presión continua a las piezas dentarias, causando lentamente su movimiento a la posición correcta. Los aparatos fijos se utilizan en dientes permanentes, por ello se utilizan a partir de los 10- 12 años. A veces son necesarios en edades más tempranas limitándose su uso a los dientes anteriores que erupcionan más precozmente. El tratamiento habitual de ortodoncia dura entre 18 y 30 meses.

  • Brackets Metálicos: son los aparatos de ortodoncia tradicionales. Actualmente, ha progresado su fabricación, siendo más livianos y pequeños. Son fabricados de acero de alto grado.
  • Brackets Estéticos: de zafiro o cerámica, revolucionaron hace tiempo el mundo de la ortodoncia al hacer mucho menos visibles los tradicionales tratamientos de ortodoncia con brackets metálicos. Hoy son muy utilizados y ofrecen un resultado idéntico al de los brackets metálicos. Es, por tanto, un método perfecto para aquellos que no les importa llevar brackets pero que quieren un menor impacto visual que los tradicionales. Su única desventaja es un ligero incremento en el precio.
  • Brackets Linguales: los brackets van adheridos a la cara interna de los dientes, de esta manera se consigue el mismo manejo que se tendría con los brackets convencionales. Es un sistema ideal para aquellos que quieren que su tratamiento pase totalmente desapercibido. Son brackets hechos a medida para cada paciente y su manejo, debido a la posición en la que se encuentran, es mucho más complejo, por lo que son un extra a añadir a nuestro tratamiento que eleva el costo del mismo si lo comparamos con la ortodoncia convencional, aunque podríamos decir que es la ortodoncia más “invisible” de todas.

2. Aparatos Removibles: Estos aparatos permiten ser retirados de la boca por el paciente. Tienen la gran ventaja de que facilitan la higiene bucal pero no puede emplearse en todo tipo de tratamientos ni para todos los pacientes.

  • Alineadores Transparentes: es una de las técnicas más novedosas en ortodoncia, ya que conseguimos los mismos resultados que podemos conseguir con la ortodoncia tradicional pero sin el uso de brackets. No obstante, su factibilidad dependerá de la complejidad clínica del caso. Las principales ventajas de este sistema es la estética, comodidad y fácil higiene. Estética, ya que al tratarse de alineadores transparentes nadie sabrá que los llevas puestos. Comodidad, puesto que, al no llevar alambres en la boca, evitaremos roces y úlceras. Además, se pueden quitar para comer, por lo que no se queda comida atrapada entre los dientes y la incomodidad que ello pudiera suponer. Fácil higiene, pues al tratarse de alineadores que se pueden poner y quitar, la higiene es muy sencilla, como si no se usara ningún tipo de aparato.

No existe un tratamiento mejor o peor que otro. Su éxito dependerá de su capacidad para adaptarse a las necesidades del caso del paciente.

El uso de un tipo de aparato u otro  dependerá de varios factores, entre ellos el problema a tratar, la edad del paciente, su destreza para limpiar el aparato, el presupuesto de que dispone. Tu ortodoncista hará un estudio exhaustivo del tipo de aparato que más te conviene en función de tus necesidades.

Por Dra. Isabella Vilaza, Jefe de Ortodoncia


AGENDA TU HORA PARA EVALUACIÓN EN CUALQUIERA DE NUESTRAS SUCURSALES

LLAMANDO AL 2 2260 8900

nordendentalcare

Author

view all posts

Llámanos al 2 22608900

¿TIENES ALGUNA DUDA?

15987

o contáctanos por whatsapp al +569 90120654