BLOG NEW

WHAT'S NEW IN MEDICALPRO

Agenda tu hora

El mal hábito de morderse las uñas y las consecuencias para tu dentadura

Fecha : 27/06/2018

Morderse las uñas no solo representa un problema estético, también puede tener consecuencias en tu salud, tales como infecciones intestinales, daño y deterioro de los dientes, problemas mandibulares y mal aliento.

Muchos creen que el gesto de morderse las uñas es simplemente un mal hábito que sólo tiene repercusiones estéticas en los dedos de la mano. Pero lo cierto es que más allá de lo estético, el hecho de morderse las uñas de manera habitual puede tener riesgos y consecuencias para tu salud, sobre todo la de tu boca y dientes.

El hábito de comerse o morderse las uñas se conoce en términos médicos como onicofagia y se define como una conducta compulsiva de origen nervioso asociado a la ansiedad, depresión y angustia en la mayoría de sus casos. Es una conducta que comienza generalmente en la niñez, y que con el pasar de los años muchos dejan, aunque hay un porcentaje que continúa haciéndolo durante la adolescencia y su edad adulta.

Causas y motivos de la onicofagia (hábito de morderse las uñas)

  1. Ansiedad, nerviosismo o angustia
  2. Estrés diario o momentos estresantes recurrentes (exámenes, entrevistas de trabajo, etc.)
  3. Cambios drásticos o momentos traumáticos (muerte, divorcio, despido, etc.)
  4. Frustración, rabia, timidez o baja autoestima
  5. Cambios drásticos en la vida de una persona tales como un divorcio, muerte, etc.

El hecho recurrente de morderse las uñas puede provocar varias lesiones físicas tales como daño y desgaste en los dientes, deformación de la cutícula y elevación de los bordes laterales de los dedos, infecciones, aparición de verrugas, hongos o bacterias y en el peor de los casos una pérdida total de la uña.

Problemas asociados a morderse las uñas que pueden afectar tu dentadura

1) Daño y deterioro de los dientes

Morderse continuamente las uñas puede erosionar el esmalte de los dientes, sobre todo los incisivos generando microtraumatismos. En casos más extremos puede ocasionar fracturas de piezas y astillados.

2) Problemas bacterianos

Las manos, y por lo tanto también las uñas, son una de las partes de nuestro cuerpo que más expuestas están a ensuciarse al estar en continuo contacto con diferentes superficies, objetos y personas. Un estudio de la Universidad de Pensilvania concluyó que debajo de las uñas hay 10 veces más bacterias que en el resto de las zonas de la mano.

Por lo que el riesgo de llevarse a la boca bacterias y contraer infecciones aumenta considerablemente al morderse constantemente las uñas y esto puede ocasionar diarreas y vómitos entre varios otros problemas bacterianos.

3) Problemas mandibulares

El hecho de morderse las uñas también puede traer consecuencias en la articulación temporomandibular. El movimiento que se realiza al morderse las uñas es una posición forzada para la mandíbula y en algunos casos puede provocar dolor y dificultad a la hora de masticar alimentos.

4) Halitosis (mal aliento)

Este problema está relacionado con el traspaso de bacterias a la zona sublingual de la boca. La presencia de algunas bacterias puede generar una infección y por lo tanto contribuir al desarrollo de halitosis (mal aliento) en la boca.

5) Bruxismo

Las personas que se muerden las uñas también tienen mayor riesgo de tener bruxismo. El bruxismo se define como el acto de crujir o apretar los dientes de forma involuntaria lo que puede causar dolor facial, dolor de cabeza, sensibilidad dental, problemas en las encías, desgaste del esmalte y en el peor de los casos pérdida dental.

Aquellos niños y personas que utilizan brackets y tienen el mal hábito de morderse las uñas ponen sus dientes en mayor riesgo frente a reducción de las raíces (reabsorción radicular) o pérdida dental ya que los brackets están ejerciendo una presión continua sobre los dientes.

¿Que puedo hacer para dejar de morderme las uñas?

Morderse las uñas es un hábito que puede ser muy difícil de controlar, sobre todo porque quienes lo practican no tienen conciencia cuando lo están haciendo. Recomendamos visitar a un médico u odontólogo especialista en caso de que este hábito no desaparezca o disminuya con el pasar de los años y/o comiencen a notarse alguna de las lesiones o problemas antes mencionadas.

Existen varios tratamientos que incluyen protectores de boca y técnicas de terapia para dejar de morderse las uñas, pero lo mejor es que sea un profesional quien evalúe sus causas y guíe el tratamiento para poder acabar con este hábito.


AGENDA TU HORA PARA EVALUACIÓN EN CUALQUIERA DE NUESTRAS SUCURSALES LLAMANDO AL 
2 2260 8900

nordendentalcare

Author

view all posts

Llámanos al 2 22608900

¿TIENES ALGUNA DUDA?

15987

o contáctanos por whatsapp al +569 90120654