BLOG NEW

WHAT'S NEW IN MEDICALPRO

Diferencias entre un implante dental y una prótesis removible

Fecha : 19/10/2017
¿Sabes cuáles son las diferencias entre un implante dental y una prótesis removible? En este artículo te contamos las ventajas de cada uno de estos tratamientos.

La mayoría de las consultas al dentista son a causa de la pérdida de dientes, y con el objetivo de reemplazar esa o esas piezas dentarias faltantes.

Los pacientes acuden con alguna idea de tratamiento, o en muchas ocasiones escuchan a algún familiar, amigo o conocido que se realizó un implante o una prótesis removible. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre ambos tratamientos?

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es un elemento con forma de tornillo, compuesto por un material biocompatible con los tejidos de la boca, que reemplaza una o más raíces dentales, para así poder montar sobre él (o ellos) una corona o puente fijo, y así reemplazar la o las piezas dentarias perdidas. Permiten al dentista colocar dientes sustitutos que se retienen de manera fija sobre una estructura que se puso quirúrgicamente dentro del hueso y encía del paciente.

Una vez planificado clínica y radiográficamente, este tratamiento consta básicamente de tres etapas: una etapa quirúrgica, en donde el implantólogo posiciona los implantes dentro del hueso; una etapa de espera (que puede prolongarse por varios meses), en donde damos tiempo a los tejidos que rodean el implante a unirse herméticamente y afirmarse a él (para asegurarnos una correcta función); y finalmente la etapa de la rehabilitación, que consiste en la elaboración del diente protésico y su colocación en boca.

Ventajas de un implante dental:

  • Es un tratamiento fijo, los dientes reemplazados no se corren ni mueven en la boca
  • Mejor adaptación en masticación y habla
  • Reemplaza un diente perdido cuya raíz está ausente o debe ser extraída
  • Permite colocar uno o más dientes sin tener que desgastar las piezas sanas de nuestra boca para usarlas como apoyo
  • En la mayoría de los casos, y dependiendo del paciente, es un tratamiento más estético que una prótesis removible (ausencia de retenedores metálicos)

No todos los pacientes presentan las condiciones ideales para ponerse un implante. En algunas ocasiones son necesarios otros procedimientos previos a su colocación, como un injerto de hueso (injerto óseo). En muchas situaciones, el mayor costo, la necesidad de más tiempo para realizar este tratamiento o la falta de tejido óseo para poder sujetarlo, son factores que nos llevan a buscar otra alternativa de tratamiento, como una prótesis removible.

Prótesis removible: una alternativa de tratamiento

Una prótesis removible es un dispositivo (acrílico o metal-acrílico) comúnmente conocido como “placa”, con varios dientes artificiales fijados para reemplazar las piezas dentarias perdidas. El paciente se lo puede quitar o poner en cualquier momento. Puede reemplazar todos los dientes (prótesis total o completa) o sólo algunos (prótesis parcial).

Este tipo de tratamiento no reemplaza una raíz dentaria, y se sostiene en boca gracias a retenedores (“ganchos metálicos”) o producto de la fricción con los tejidos blandos. Ésta es una de sus principales desventajas, ya que al no tener un anclaje fijo al hueso, el paciente siempre sentirá un pequeño movimiento al realizar las funciones del habla y masticación, lo que puede generar un poco de inseguridad. Aun así, es una muy buena alternativa de tratamiento en aquellos casos en los cuales es imposible la colocación de implantes oseointegrados (fijados al hueso).

Ventajas de una prótesis removible:

  • Menor costo
  • Menos tiempo de tratamiento
  • Fácil de limpiar fuera de boca
  • Pueden ser estéticamente muy aceptables, incluso en algunos casos podrían dar mejores resultados estéticos que un tratamiento con implantes
  • En la mayoría de los casos no es necesario un procedimiento quirúrgico

Es fundamental entender que cada paciente y condición dental es distinta, por lo que es de extrema necesidad consultar a su dentista sobre las diferentes posibilidades de tratamiento en cada caso, sus pro y contra. Es muy importante un diagnóstico clínico y realizar los exámenes complementarios previos que el profesional determine necesarios, para así lograr un tratamiento satisfactorio tanto estética como funcionalmente.

 

Por Dra. María José Martínez (Especialista en Rehabilitación Oral)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

nordendentalcare

Author

view all posts