BLOG NEW

WHAT'S NEW IN MEDICALPRO

Bebidas gaseosas y alcohólicas ¿cómo influyen en tus dientes?

Fecha : 15/11/2018

Es importante saber que el consumo habitual o en exceso de bebidas gaseosas y alcohólicas pueden dañar tu dentadura y salud bucal. Conoce cuales son los posibles daños asociados a su consumo y algunos consejos prácticos para evitar sus consecuencias.

Bebidas Gaseosas

Las bebidas gaseosas pueden resultar perjudiciales para nuestra boca por varias razones; primero por su contenido de dióxido de carbono, segundo por el alto contenido de azúcares y tercero por su composición ácida. Vamos por parte.

1. Dióxido de Carbono

Es probable que sientas tus dientes ásperos después de beber una gaseosa, esta sensación está relacionada con el efecto corrosivo del dióxido de carbono.

Las bebidas gaseosas (y también el agua con gas) contienen una cantidad de dióxido de carbono, que si se encuentra concentrado en gran cantidad (como es el caso de varios refrescos) puede provocar daño en el esmalte de los dientes. El efecto corrosivo del dióxido de carbono puede convellar a tener sensibilidad dental (ante el consumo de alimentos o bebidas frías o calientes), a la generación de caries o en casos más graves a la erosión de las piezas dentarias.

La erosión dental es el desgaste, reducción o pérdida del esmalte de los dientes causados por el consumo de alimentos o bebidas ácidas (ataque ácido).

2. Altos niveles de azúcar

Las bebidas gaseosas por lo general poseen entre sus compuestos azúcar o edulcorantes que promueven la generación de ácidos que atacan el esmalte de los dientes y además aumentan el riesgo de sufrir caries.

3. Ácido

Aunque consumas bebidas gaseos sin azúcar no estarás libre de riesgo, ya que todas estas bebidas contienen un compuesto ácido (cítrico o fosfórico) que también puede dañar tu dentadura.

Hay que tener especial cuidado con el consumo de este tipo de refrescos o bebidas con gas en el caso de los niños. Los dientes de leche son especialmente sensibles y susceptibles a agentes irritantes y corrosivos como el dióxido de carbono, al azúcar y al ácido.

Las bebidas Cola poseen entre sus componentes colorantes oscuros que, consumidas en forma habitual o en exceso, pueden manchar tus dientes además de generar todos los efectos nocivos antes mencionados.

Recomendaciones para evitar consecuencias nocivas para nuestra boca debido al consumo de bebidas gaseosas
  • Preferir otro tipo de bebestibles tales como el té verde, agua o jugos naturales sin azúcar.
  • No cepillar los dientes inmediatamente después de beber bebidas gaseosas, ya que la boca se encuentra vulnerable a la acción de los ácidos. El cepillo puede ayudar al ácido a llegar a todas partes de la boca provocando un daño aún mayor al esmalte dental.
  • Llevar una correcta higiene bucal. Lee aquí 6 consejos básicos de higiene bucal.
  • Moderar el consumo y evitar generar el hábito de beber desde temprana edad este tipo de bebidas, ya que luego será muy difícil de disminuir o erradicar su consumo y sus efectos serán claramente visibles y difíciles de tratar en el futuro.
  • Evita el consumo de bebidas gaseosas con el estómago vacío, es preferible hacerlo acompañando una comida.  

Bebidas Alcohólicas

Sabemos que el consumo excesivo o habitual de alcohol puede tener graves consecuencias para nuestra salud (sobre todo para el hígado o la presión arterial), pero ¿sabías que también puede conllevar problemas para nuestros dientes / salud bucal?

Sensibilidad dental, caries y manchas en los dientes son solo algunos de los problemas más comunes asociados al consumo habitual de alcohol.

Los problemas más graves – y mucho más comunes de lo que creemos –  relacionados con el consumo de bebidas alcohólicas son la erosión dental, problemas periodontales, gingivitis y cáncer oral.

Posibles daños y consecuencias del consumo de bebidas alcohólicas
1. Erosión dental

Algunas de las señales más comunes relacionadas con la erosión dental son la decoloración de los dientes, la sensibilidad dentaria (al frío o calor), el desgaste de la superficie de los dientes y la apariencia transparente de los bordes de los dientes frontales.

2. Reducción flujo salivar

Otro problema asociado al consumo habitual de alcohol está relacionado con la reducción del flujo salivar, lo que contribuye a acumular placa bacteriana teniendo como consecuencia la aparición de caries, periodontitis o gingivitis. La falta de saliva en la boca también puede provocar mal aliento.

3. Aparición de caries relacionadas a los altos niveles de azúcares en bebidas alcohólicas

Muchos de los alcoholes que se venden en el mercado poseen altos niveles de azúcar. El azúcar, como ya sabemos, no es amigo de nuestros dientes. Nuestra boca está llena de bacterias y el azúcar es un alimento para ellas, lo que las lleva a producir un ácido que ataca nuestra dentadura, debilitando el esmalte y provocando pequeños agujeros en nuestros dientes. Es ahí donde aparecen la caries.

Las bacterias se introducen en estos agujeros (que se crean por acción del ácido) y se quedan ahí produciendo dolor, inflamación, manchas y/o sensibilidad en los dientes. La aparición de caries requerirá la intervención de un Odontólogo especialista.

Otros problemas y consecuencias para nuestra salud bucal asociados al consumo de alcohol:
  • Atrofia epitelial de la mucosa bucal.
  • El compuesto orgánico derivado de los efectos del alcohol llamado acetaldehído puede influir directamente en el desarrollo del cáncer oral.
  • El consumo de alcohol aumenta los efectos cancerígenos del tabaco.
  • El consumo de alcohol causa problemas hepáticos que aumentan la posibilidad de hemorragias, esto es un problema sobre todo para quienes poseen o necesitan implantes dentales.
Consejos prácticos para evitar consecuencias nocivas para nuestra boca debido al consumo de alcohol
  1. Procura llevar una correcta higiene bucal. Lee aquí 6 consejos básicos de higiene bucal.
  2. Para mantener un buen flujo salival recomendamos beber agua con frecuencia y masticar – de vez en cuando- chicle sin azúcar.
  3. Bebe con moderación o solo en ocasiones especiales, así evitaras las consecuencias dañinas para tus dientes antes mencionadas.
  4. Visita a tu dentista con frecuencia (al menos 1 vez al año) para realizar un chequeo general.

El consumo habitual o excesivo de bebidas gaseosas y alcohólicas puede ser tremendamente perjudicial para nuestra dentadura. Te recomendamos beberlas con moderación o solo en ocasiones especiales para poder disminuir sus posibles consecuencias para nuestra salud bucal.


AGENDA TU HORA PARA EVALUACIÓN EN CUALQUIERA DE NUESTRAS SUCURSALES LLAMANDO AL 2 2260 8900

nordendentalcare

Author

view all posts

Llámanos al 2 22608900

¿TIENES ALGUNA DUDA?

15987

o contáctanos por whatsapp al +569 90120654